Aprendizaje cooperativo

Una de las intervenciones más conocidas realizadas por psicólogos sociales y diseñada a partir del conocimiento psicosocial es la llamada técnica del rompecabezas. Desarrollada inicialmente por Aronson et al. (Aronson, 1978; Aronson y Osherow, 1980). Esta Técnica se continúe utilizando en la actualidad.

Esta técnica se elaboró en la década de los setenta del siglo XX, por primera vez, alumnos de distintas etnias pasaron a compartir las mismas aulas. La política estatal de desegregación perseguía la inclusión de los distintos grupos sociales y la superación de las diferencias existentes entre ellos. Al principio, el clima predominante en las aulas entre los grupos de alumnos era más bien de conflicto y hostilidad, en efecto, existía una atmósfera competitiva entre los grupos de alumnos.

¿Por qué la desegregación no generaba la esperada integración? La desegregación se basaba en la hipótesis psicosocial del contacto: ” el contacto entre los miembros de diferentes grupos conduce a una reducción del conflicto intergrupal”. La investigación psicosocial ha puesto de manifiesto que el contacto es imprescindible, pero no suficiente.

  • Los grupos en contacto tienen que ser de nivel parecido.
  • El contacto tiene que estar apoyado por las autoridades.
  • El contacto debe permitir que las personas de cada grupo interactúen individualmente con las de los otros grupos.
  • El contacto ha de llevarse a cabo en un clima de cooperación.

Aronson et al. optaron por la elaboración de una técnica capaz de promover la cooperación entre los miembros de los distintos grupos de alumnos, la técnica del rompecabezas. Esta técnica se aplicó en cierto número de aulas del instituto elegido durante 8 semanas, al final de las cuales se pudo comprobar la existencia de claras diferencias entre los alumnos de esas aulas y los de aulas equivalentes, en las cuales no se había utilizado. Se comprobó que en las primeras el prejuicio hacia las personas de otros grupos descendía, al igual que la estereotipia negativa, y que aumentaba la autoconfianza de los alumnos y se hacía más positiva la evaluación que estos hacían del instituto. Además, estos resultados se extendían al rendimiento académico, que mejoraba, sobre todo el de los estudiantes con notas más bajas.

¿Cómo funciona la técnica del rompecabezas?

Imagínese una clase de historia que se divide en pequeños grupos de 5 o 6 estudiantes cada uno. Imagine que su tarea es estudiar una lección sobre la segunda república española. En un grupo de rompecabezas, el primer estudiante tendría que investigar la caída de la monarquía, la proclamación de la república y la Constitución de 1931; el segundo se centraría en las distintas etapas marcadas por los diferentes gobiernos, comenzando por el provisional de 1931 y los que surgieron de las elecciones posteriores; el tercero estudiaría el contexto social y económico de ese período, dedicando especial atención al movimiento obrero y la actuación de las fuerzas de orden público; el cuarto resumiría las intentonas golpistas y las conspiraciones militares, y el quinto profundizaría en los intentos de Catalunya, Euskadi y Galiza por conseguir sus estatutos de autonomía.

  • Es esencial que cada una de estas partes del rompecabezas se asigne a un solo estudiante.
  • Es esencial que la parte asignada sea imprescindible para que se pueda llegar a la visión global del producto final (segunda república española) y a una comprensión adecuada de dicho producto.

La eficacia de la técnica depende de que los demás alumnos se den cuenta de que la parte que cada
uno de ellos tiene asignada es esencial para que todos puedan llegar a dominar la lección. Es importante que lleguen a aceptar que alumnos que la mayoría considera incompetentes o de baja capacidad van a aportar elementos imprescindibles para el aprendizaje de todos los miembros del grupo.

Diez pasos de la técnica de rompecabezas

  1. Se crea el grupo de rompecabezas. Se divide a los alumnos de un aula en grupos de 5 o 6. Se procura que los grupos difieran internamente en género, etnia y/o capacidad.
  2. Se elige a un estudiante de cada grupo como líder (si la elección es democrática, mejor).
  3. Se divide la lección que debe estudiarse en 5 o 6 partes.
  4. Se asigna a cada alumno una parte. Se tiene la precaución de que solo esa persona tenga acceso a la parte que se le ha asignado.
  5. Se da tiempo a los alumnos para leer su parte y familiarizarse con ella.
  6. Se crean los grupos de expertos. Son grupos temporales compuestos por los alumnos que tienen la misma parte asignada, pero que pertenecen a grupos de rompecabezas diferentes. El cometido de los grupos de expertos es discutir los puntos principales de la parte asignada y preparar las presentaciones que cada alumno va a hacer de su parte en su grupo de rompecabezas.
  7. Se recomponen los grupos de rompecabezas.
  8. Se procede a que cada alumno presente su parte al grupo. Se estimula la formulación de preguntas destinadas a aclarar las posibles dudas que surjan de la presentación de cada alumno.
  9. Se observa el proceso en todos los grupos y se trata de corregir cualquier situación problemática que se presente.
  10. Se pasa un test rápido de conocimiento al final de cada sesión.

Características de la técnica y efectos de su aplicación

La mejor forma que tiene un alumno de aprender la totalidad de la lección es atender a la presentación que hacen sus compañeros del grupo de rompecabezas. Con esto se consiguen dos objetivos.

  • Se logra que cada alumno se haga responsable de su aprendizaje.
  • Se logra que cada uno desarrolle interés por el trabajo de los demás ya que depende de sus presentaciones.

Desde una perspectiva psicosocial, la técnica modifica el escenario de aprendizaje en el aula con la introducción de una serie de aspectos novedosos. Para comenzar, reduce la categorización de partida ya que con la creación del grupo de rompecabezas deja de importar si la persona es chico, chica, trans, gay, blanco, negro, musulmán, cristiano, ateo, comunista, arribista, fascista, si ha tenido buenas o malas notas, entre otras diferencias que pueden existir en el punto de partida.

Beneficios principales se pueden evaluar desde el punto de vista personal y colectivo

Efectos Individuales:

  • Aumento de la autoestima.
  • Mejora del rendimiento.
  • Aumento de la empatía.
  • Aumento de las interacciones.

Efectos Grupales:

  • Disminución de la competitividad.
  • Aumento de la atracción hacia los otros.

Efectos Colectivos:

  • Mejora del clima del centro.

Bases teóricas y de investigación

  • Hipótesis del contacto.
  • Empatía como mecanismo reductor del prejuicio.
  • Metas compartidas por el grupo como impulso para la cooperación.

Aportaciones al conocimiento psicosocial

  • Contacto extendido.
  • Cooperación como elemento clave del proceso educativo.
  • Importancia de la interacción positiva como elemento mediador entre el planteamiento macro (desegregación institucional) y micro (efectos reales de la desegregación en el aula).


La clase de rompecabezas es una técnica de aprendizaje cooperativo que ya lleva más de tres décadas funcionando y con unos resultados educacionales muy positivos. “Por supuesto en España no es tan así, la la educación concertada quiebra el principio de igualdad, y puedes encontrar centros que segregan por sexo, por capacidad, y etc. El la educación publica, es habitual hacer trampa con el empadronamiento de los niños para evitar determinados colegios, lo que no deja de ser otra forma de segregación. Por lo general la mayoría de docentes son poco receptivos a cualquier propuesta de mejora que suponga trabajar más y que además no domina, si le hablas al tutor de tu hijo de aprendizaje cooperativo y le mencionas la técnica del rompecabezas, puede que le explote la cabeza o probablemente se ofenda”. La vecina del quinto.

REFERENCIAS

  • Arias Orduña, A. (2016). Psicología social aplicada (1a ed., reimp. ed.). Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • YouTube

Deja un comentario

Ir al contenido