Aumento del rendimiento

Una de las intervenciones que más se han empleado para potenciar el rendimiento es el team building o construcción de equipo. El team building es un proceso dinámico y colaborativo que permite mejorar las áreas de funcionamiento relacionadas con la tarea, así como las relaciones interpersonales dentro de un equipo deportivo (Carrón, Eys y Burke, 2006). Puede aplicarse de dos modos:

  • Aproximación directa. La persona encargada de llevar a la práctica la intervención trabaja directamente con los deportistas. Normalmente, esta persona es el entrenador, quien implícita o explícitamente trabaja en el desarrollo de un equipo más cohesivo y efectivo.
  • Aproximación indirecta. La persona responsable de llevar a cabo la intervención es un consultor externo.

En general, resulta recomendable que el entrenador lleve a cabo la intervención dado que puede lograr de los deportistas mayor implicación. Carrón et al. (2006) proponen cinco estrategias de team building para aumentar la cohesión dentro de un equipo:

  1. Elaborar un perfil de rendimiento del equipo.
  2. Fijar las metas del equipo.
  3. Promover el respeto mutuo.
  4. Desarrollar la claridad y la aceptación de los roles.
  5. Mantener una comunicación efectiva.

El primer paso para mejorar el rendimiento de un equipo consiste en identificar sus fortalezas y debilidades. Un medio eficaz para conseguirlo es elaborar un perfil de rendimiento:

  1. Los miembros del equipo señalen las características físicas, mentales y tácticas más importantes en su deporte para lograr el éxito.
  2. Estimar el grado de importancia de cada una de esas características de acuerdo con una escala que oscila entre 1 (no muy importante) y 10 (lo más importante).
  3. Se solicita a los deportistas que señalen cuál es el nivel del equipo en cada una de esas características en una escala que se extiende desde el 1 (no puede ser peor) hasta el 10 (no puede ser mejor).
  4. El resultado final de cada característica se consigue restando a la puntuación de la primera escala la puntuación de la segunda.

Otra estrategia relevante de team building es, tal y como se ha descrito, la fijación de las metas del equipo. Las metas del equipo representan las creencias compartidas entre los miembros acerca del estado deseable del grupo. Por ello, están más asociadas con el éxito del equipo que con las metas individuales.

El desarrollo de respeto mutuo entre los miembros del equipo es otra estrategia eficaz de team building. Para fomentarlo, Munroe, Terry y Carrón (2002) sugieren pedir a los miembros del equipo que escriban de manera confidencial por qué cada compañero es valioso para el conjunto. Después, el entrenador o consultor reúne todos los comentarios sobre cada miembro del equipo en un documento único que entrega al interesado en un sobre cerrado. Este método no solo mejora la autoimagen de cada jugador, sino que además le proporciona una idea sobre cómo son vistos sus roles dentro del equipo y la importancia que sus compañeros le otorgan.

También pueden utilizarse sesiones personales entre el entrenador y el deportista, en las cuales el primero especifique claramente qué se espera de cada jugador dentro del equipo. Otra idea sería fomentar las discusiones de grupo para que cada jugador pudiera comprender cómo se percibe su rol en el equipo. Carrón et al. (2006) sostienen que la comunicación eficaz es el factor fundamental para desarrollar y mantener un trabajo de equipo satisfactorio.

REFERENCIAS

  • Arias Orduña, A. (2016). Psicología social aplicada (1a ed., reimp. ed.). Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • YouTube

Deja un comentario

Ir al contenido