Capítulo 3. El estudio del desarrollo: métodos, técnicas y diseños de investigación

Facebooktwittergoogle_plusredditmail

 

  1. Introducción

 Los objetivos científicos de la Psicología del Desarrollo son los de describir y explicar los cambios que se producen con la edad, a través de una metodología propia que implica diseños específicos para el estudio de los cambios evolutivos y técnicas especificas en la recogida y análisis de los datos. Para ello se hace uso de las distintas aproximaciones metodológicas que permite el método científico general.

 

  1. Principales conceptos en la investigación científica

 

Los hechos y las teorías se condicionan mutuamente en el proceso de creación científica, esta dinámica interactiva está mediada por “el método”, según distintos énfasis en los objetivos de descripción (de los hechos) y explicación (a través de la teoría).

Así, las distintas aproximaciones metodológicas pueden situarse a lo largo de una dimensión continua en función de las condiciones más o menos sistemáticas y controladas en que se realizan la observación (desde la investigación descriptiva hasta la experimental) o del uso que hacen de las tres operaciones básicas que implica el método científico[1]: observar, medir y experimentar.

Los métodos hacen referencia a procedimientos generales de recogida y análisis de datos con características propias (el experimental frente al correlacional, por ejemplo) mientras que las técnicas son los modos y medios concretos por los que se aplican tales métodos sobre la base de la observación, la medición, y la experimentación.

 

  1. La investigación del desarrollo: variables evolutivas.

 

Los “experimentos” sirven para contrastar hipótesis sobre la posible relación causal entre las variables de interés, para ello el investigador manipula las que supone son las “causas” (variables independientes [2]“VIs”) a la espera  de observar si tiene los “efectos” esperados en las demás (variables dependientes [3]“VDs”). Para establecer con garantías la relación entre VI y VD es necesario controlar varios aspectos de la situación experimental (validez interna[4]). Para poder generalizar los resultados se deben mantener suficientemente las características de la situación natural (validad externa[5]). En psicología evolutiva existen distintas fórmulas para el logro de un adecuado equilibrio entre la validez interna y externa.

Los cambios que el sujeto experimenta con la edad supone tratar con variables evolutivas que por su naturaleza no siempre permiten el riguroso control que el método experimental demanda. Muchas características y propiedades intrínsecas a los individuos no pueden manipularse (producirse) experimentalmente, por lo que han de ser tomadas (elegirse) entra las existentes naturalmente.  Los estudios con este tipo de variables no manipulables sólo pueden considerarse cuasi-experimentales. Otra alternativa son los estudios correlacionales, donde el investigador se limita a registrar las relaciones tal y cómo ocurren en una determinada situación, sin modificarla. Por su parte, la variable edad está asociada a un amplio conjunto de factores (maduración, escolaridad, experiencia, etc.)[6], cuya separación, en términos de VI, VD y variables extrañas, es necesaria pero puede resultar difícil.

  1. Diseños de investigación en Psicología Evolutiva.

Los Diseños propios de la Psicología del Desarrollo se refieren a distintas maneras de observar los cambios que se producen con la edad. Se concretan en dos estrategias metodológicas básicas:

  • El diseño transversal como estrategia inter-sujeto[7]: supone comparar en el mismo momento temporal el rendimiento de individuos de diferentes edades.
  • El diseño longitudinal como estrategia intra-sujeto[8]: se observa a los mismos individuos a medida que van alcanzando distintas edades.

Ambas estrategias tienen ventajas e Inconvenientes ya que implican diferencias en los objetivos de investigación, así como particulares limitaciones metodológicas:

  • Un estudio transversal permite estudiar las diferencias inter-individuales (entre distintas edades), pero puede confundirse el efecto de la edad con el de la generación[9] de los sujetos.
  • Un estudio longitudinal permite el estudio del cambio evolutivo intra-individual, pero puede confundirse el efecto de la edad con el del momento de medida.

Para intentar superar esas limitaciones, surgen los llamados diseños secuenciales.  Consisten en la aplicación combinada y repetida de los diseños simples y supone el uso de distintas fórmulas de muestreo y recogida de datos que implica el estudio de dos o más secuencias longitudinales y/o transversales.

  1. Técnicas en el estudio del desarrollo.

 

Las “técnicas de investigación” hacen referencia a los modos y medios concretos utilizados para recoger la información que demanda el método científico, lo que implica:

  • Observación.
  • Medición.
  • Experimentación.

La observación supone una conducta deliberada y sistemática a fin de recoger datos objetivos sobre la conducta. Bajo esta caracterización general, la observación participa de cualquier otra aproximación, lo que permite considerarla en un doble sentido:

  1. Como un método en sí misma (característico de la investigación descriptiva).
  1. Como una técnica de recogida de información que puede utilizarse dentro de cualquier otra metodología (Incluida la experimental).

 

La investigación descriptiva, basada en la observación directa y natural, resulta imprescindible en los inicios de una investigación, pero posee limitaciones claras que la desaconsejan como metodología principal, especialmente en el estudio del niño.  De ahí que la observación frecuentemente se combine o complemente con alguna forma de intervención por parte del investigador.

Las técnicas observacionales permiten observaciones más sistemáticas y mayores controles en el registro y en la categorización e interpretación de los datos. Son muy diversas dependiendo del grado de normalización de los procedimientos o el carácter más o menos cerrado de los registros obtenidos. Es imperativo destacar  la entrevista “piagetlana” que Piaget desarrolló como alternativa metodológica y que combina la observación directa y la experimentación. Ante las dificultades de la investigación del desarrollo y las limitaciones de la investigación observacional, se han desarrollado técnicas experimentales que permiten abordar con suficientes garantías los procesos internos incluso en los niños. Las más clásicas son las desarrolladas desde la psicología del aprendizaje (sobre la base de los procesos de habituación y de condicionamiento) o desde el enfoque cognitivo del procesamiento de la información. Las técnicas más modernas se basan en nuevas concepciones teóricas acerca del cambio evolutivo y en los actuales avances tecnológicos. Entre ellas cabe destacar las posibilidades que ofrecen las técnicas de simulación computacionaly las modernas técnicas neurofisiológicas.

 

[1] Se conoce también como método hipotético-deductivo, en referencia a sus principales fases: a) formulación de hipótesis (inducción); b) derivación de predicciones (deducción); c) comprobación empírica de las predicciones. La mayoría de los científicos consideran que es la falsación, y no la verificación de las hipótesis, lo que promueve el avance de la ciencia.

[2] VIs. Son aquellas cuyos niveles introduce el propio investigador, pues es quién decide y controla sus valores en una u otra

medida. En este sentido, por tanto, no depende de otros factores (sólo del investigador) y de ahí el calificativo de “independientes”.

[3] VDs. Son aquellas respecto a las que se expresan o recogen los resultados de la investigación. Se denominan “dependientes” en el sentido de que sus valores dependen de otras variables o, al menos, eso es lo que se prevé como hipótesis de trabajo. Dicho de otro modo, las variables dependientes son las que el investigador observa y mide como posible efecto o resultado de otras variables que manipula y controla, las variables independientes.

[4] En un experimento, la validez “interna” se refiere al grado en que las condiciones en que se realiza permiten asegurar que las variables observadas en las Variables Dependientes (VD) se deben a los cambios producidos en las Variables Independientes (VI).

[5] En un experimento, la validez “externa” se refiere al grado en que los resultados obtenidos pueden generalizarse a otras situaciones, sujetos o conductas fuera del contexto particular del estudio. La validez externa requiere “validez interna”  y depende de la representatividad de las condiciones particulares del experimento respecto de aquellas más generales a las que se pretenden generalizar los resultados. Cuando esta generalización se realiza en relación con la situación “natural” (dada la relativa “artificialidad” de todo experimento), se habla de “validez ecológica”.

[6] Tradicionalmente se ha tendido a contraponer los efectos de la maduración, (entendida como la evolución espontánea, predeterminada genéticamente, de los aspectos de carácter o de origen puramente biológico) y los efectos del aprendizaje (referidos al influjo variable de la experiencia del sujeto con su medio). Esta contraposición, sin embargo —reflejo, por otra parte, del debate clásico más general sobre la importancia relativa de la herencia y el medio—, no siempre estará justificada, dado que existen múltiples relaciones e interacciones entre ambos tipos de factores, en razón de las cuales frecuentemente será inapropiado y/o irrelevante distinguirlos, especialmente en las edades más tempranas. Además ha de tenerse en cuenta que el papel relativo de los mismos es una cuestión que atañe, en última instancia, a la teoría de base en torno a la propia concepción sobre el desarrollo y sus determinantes.

[7] También llamados de “medidas independientes”, dado que se utilizan distintas muestras o grupos para las distintas condiciones experimentales.

[8] También llamados de “medidas repetidas”, puesto que son los mismos sujetos los que se observan repetidamente (medida de la VD) al pasar por las distintas condiciones.

[9] Concepto demográfico que se refiere al conjunto de personas nacidas en un mismo momento histórico y que, por tanto, tienen aproximadamente la misma edad y han vivido experiencias o circunstancias semejantes (una guerra, por ejemplo). Este aspecto es importante en la medida en que las diferentes generaciones, obviamente, están sujetas a diferentes influencias socio-culturales, que deben, por tanto, tenerse en cuenta al estudiar la evolución individual.

Entradas Relacionadas

Publicada en kibbutz
Tarjetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 − siete =

DEPÓSITO DE EXÁMENES

DEPÓSITO DE APUNTES

AUTOEVALUACIONES

App Kibbutz autoevaluaciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido !!