DOS RASGOS BÁSICOS DEL SER HUMANO

INTRODUCCIÓN. LA IMPORTANCIA DEL DESARROLLO

Si queremos entender el funcionamiento de la mente humana resulta muy esclarecedor seguir el proceso de desarrollo y tratar de entender cómo se produce pues ello nos ayudará a entender la naturaleza de los seres humanos. Una de las características de los seres humanos es tener una infancia muy prolongada. Esto podría verse como una desventaja, pero sin embargo nos proporciona una gran ventaja, la de tener un período de desarrollo extrauterino mucho más largo. La inmadurez con la que nacemos nos hace dependientes durante más tiempo, pero a la vez nos permite ser más plásticos, hace posible aprender más cosas y disponer de una mente más flexible.

DOS RASGOS BÁSICOS DEL SER HUMANO: SU NATURALEZA SOCIAL Y REPRESENTACIONAL

Si queremos entender la naturaleza humana, el funcionamiento de nuestra mente y cómo se produce el desarrollo, lo primero que hemos de tener presente es que somos animales, y como organismos biológicos estamos sometidos a las mismas necesidades de los restantes animales, y en particular la de adaptarse al medio para sobrevivir. Sin embargo, aunque el hombre comparte con otras especies animales muchas de sus características, hay una serie de elementos que lo diferencian de ellos. Se podrían invocar muchos rasgos diferenciadores, pero si hubiera que señalar los dos más característicos se puede proponer que son:

  • Animales sociales. Vivir en grandes grupos sociales, en compañía de otros muchos seres humanos.
  • Construir representaciones muy elaboradas de su medio ambiente, de toda la realidad, incluido él mismo.

Aunque ambas características parecen de naturaleza muy distinta, existe entre ellas una relación estrecha, pues vivir en grupos sociales grandes con reconocimiento individualizado de los miembros exige una notable inteligencia, capacidades cognitivas muy desarrolladas, que son posibles gracias a disponer de un gran cerebro.

La cooperación y la competición entre los seres humanos han hecho posibles logros que hubieren sido imposibles colaborando sólo con unos pocos individuos. Los seres humanos han ido construyendo relaciones complejas que han dado lugar a las instituciones sociales, dentro de las cuales se pueden satisfacer las necesidades de una forma particularmente eficaz y se organiza toda la vida social. Ésas instituciones (familia, estado) son el núcleo de la vida social humana (Searle, 1995; 2005). Pero la capacidad adaptativa de los seres humanos depende en gran medida de las representaciones que ha conseguido construir de la realidad.

REFERENCIAS

  • García Madruga, Delval, & Delval, Juan. (2019). Psicologia del desarrollo I (2ª ed. rev. ed., Grado (UNED); 6201201). Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia.
  • YouTube

Deja un comentario

tres + 9 =

Ir al contenido