PSICOLOGÍA DE LA MEMORIA

ENTRENAMIENTO DE LA MEMORIA

PUNTUACIÓN:
[Total: Promedio: ]

Existen muchas técnicas para mejorar la memoria de los estudiantes, de los mayores y para rehabilitar la memoria de las personas con un traumatismo craneal o que padecen amnesia. Los psicólogos y la neurociencia cognitiva han desarrollado y ponen a prueba frecuentemente la efectividad de programas para entrenar la memoria (Ballesteros y Miembros de la UMAM, 2002; Montejo y Monte negro, 2016; Wilson, 2009). 

La primera técnica utilizada para mejorar la memoria de la que se tiene conocimiento es la conocida corno método “loci” (plural de “lugar”en latín). Se trata de una técnica surgida en la antigua Roma que utiliza la fuerza de las imágenes espaciales para conseguir retener en la memoria una serie de datos asociados a cada uno de esos lugares. La forma en la que funciona es: imaginar un lugar que conozca muy bien y colocar en distintos lugares las cosas, objetos, nombres, cifras… que desee recordar. Después sólo tendrá que realizar un recorrido mental por esos lugares conocidos para recordar las cosas que asoció con ellos. 

EVALUACIÓN DE LA MEMORIA 

Los psicólogos cognitivos basan sus investigaciones de memoria en experimentos de laboratorio y ponen a prueba sus hipótesis mediante la manipulación de variables bajo condiciones controladas. Los neuropsicólogos intentan valorar la posible patología y su localización en el cerebro. Los psicólogos clínicos elaboran las pruebas y escalas psicológicas para valorar las disfunciones de la memoria. La llegada de la neurociencia cognitiva ha permitido estudiar la relación entre los procesos cognitivos y la función cerebral, gracias a la combinación de las técnicas electroencefalográficas y las imágenes funcionales que permiten lograr una panorámica más completa del funcionamiento normal y patológico de los sistemas de memoria. 

Es necesario evaluar la memoria para recoger de forma sistemática, organizar e interpretar la información sobre cómo se encuentran los distintos tipos de memoria de una persona o para predecir la conducta del sujeto en el futuro. Los aspectos de la memoria que deben evaluarse se derivan de la clasificación y los tipos de memoria. Junto a la valoración de la memoria utilizando pruebas psicométricas y procedimientos experimentales, es importante conocer la opinión de la persona sobre su memoria. 

Cuestionarios de quejas de memoria. Evalúan problemas cotidianos de memoria y la frecuencia con que se producen, son fáciles de aplicar y responder. La mayor parte de los cuestionarios de quejas utilizan escalas con varias posibilidades (Escala de tipo Likert entre 5 y 9 niveles de respuesta). Sus constructores emplean el análisis factorial para determinar las dimensiones que miden los cuestionarios (lugar dónde ponen las cosas, personas, nombres y distracciones). 

Un ejemplo de este tipo de instrumentos es el Cuestionario de Funcionamiento de Memoria (MFQ) de Gilewski, Zelinski, Schaie y Thompson (1983). Consta de 64 elementos que evalúan cuatro factores:  

  • Frecuencias de olvidos en 28 situaciones (direcciones, nombres, datos personales, etc). 
  • Gravedad en cada olvido con tres niveles de gravedad. 
  • Funcionamiento retrospectivo (cómo se valoran una serie de olvidos comparándolo respecto a los 18 años). 
  • Uso de estrategias de memoria (frecuencia con la que se emplean notas, repetición, etc). 

Resumiendo, conviene completar la evaluación objetiva de la memoria con algún cuestionario porque estos instrumentos pueden proporcionar información útil sobre cómo percibe la persona su propia memoria. Además, pueden servir también para incluir los problemas percibidos como más importantes a la hora de diseñar un programa de entrenamiento o rehabilitación de memoria. 

Cuando el objetivo del psicólogo con la evaluación es rehabilitar la memoria, hay que tener en cuenta una serie de aspectos importantes que hay que valorar (Ballesteros y Miembros de la UMAM, 2002; Wilson, 2004; 2009). De todos estos tipos de memoria: 

  • Memoria a corto plazo (verbal, visual, espacial). 
  • Memoria de trabajo. 
  • Memoria episódica (MLP), incluida el recuerdo y reconocimiento verbal, visual y háptico. 
  • Memoria implícita (verbal, visual, háptica). 
  • Memoria autobiográfica sobre hechos ocurridos en su vida pasada. 
  • Memoria prospectiva (capacidad para recordar acciones en los momentos temporales específicos que se requiera). 
  • Memoria semántica

Como reconoce Wilson (2006), la memoria implícita no suele evaluarse formalmente como parte de la evaluación psicológica. Sin embargo, es muy importante para el psicólogo. 

Pruebas utilizadas para evaluar la memoria. Lo mejor es aplicar pruebas psicológicas capaces de predecir si una persona puede llevar una vida independiente como es el caso del Test conductual de memoria Rivermead (RBMT). Otra prueba muy utilizada es la Escala de memoria de Wechsler. La WMS-R (versión revisada), evalúa los tipos de memoria que pueden estar deteriorados. Los principales cambios introducidos son: datos normativos para 9 niveles de edad (hasta 74 años), se pueden obtener 5 índices de memoria general, verbal, visual, atención-concentración y recuerdo demorado. La principal crítica es su poca validez ecológica. La WMS-IV (cuarta edición) contiene una Batería de pruebas para adultos para evaluar la memoria de personas de 16 a 69 años, y otra versión para mayores de 65 a 89 años. Está formada por 6 pruebas que evalúan cinco dominios: memoria auditiva, visual, inmediata, demorada y memoria de trabajo visual (sólo en la batería de adultos).  

Test conductual de memoria Rivermead

Bárbara y cols. (1985-91), lo diseñaron para que fueran pruebas ecológicas que sirvieran para evaluar los problemas de memoria de la vida diaria y reflejar los problemas de memoria que afectaban a las personas con lesiones cerebrales.

Las pruebas que componen el RBMTson:  

  1. Memoria asociativa: recuerdo de nombre y apellido con una foto.
  2. Recuerdo del lugar y del objeto escondido al finalizar la sesión. 
  3. Memoria prospectiva: recuerdo de una cita o recuerdo de llevar un mensaje. 
  4. Reconocimiento de dibujos y de caras.
  5. Memoria lógica: recuerdo inmediato y demorado de una historia. 
  6. Memoria topográfica: recuerdo inmediato y demorado de una ruta.  
  7. Orientación y fecha específica.

Características.Posee 4 versiones paralelas lo que permite comparar el estado de la memoria antes y después de la intervención para valorar su efectividad. El tiempo de aplicación es corto (20-25 min.) y está traducida y adaptada al español.

AYUDAS EXTERNAS PARA MEJORAR LA MEMORIA 

Entre las más utilizadas están las agendas, las listas, los calendarios de pared y las ayudas electrónicas (reloj con alarma). Las ayudas externas pueden dividirse en aquellas que actúan como claves que alertan en un momento temporal y lugar determinado, y aquellas ayudas que pueden denominarse representacionales. Un ejemplo de las primeras son las alarmas que ayudan a la memoria prospectiva, y un ejemplo de las segundas serian los cuadernos de notas o las agendas personales que guardan información para poder utilizarla cuando sea necesario. 

Las personas que han sufrido una lesión cerebral y han tenido que rehabilitar su memoria, utilizan más ayudas externas después de la rehabilitación que antes de que ocurriera la lesión (Wilson, 1991). 

ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS PARA ENTRENAR LA MEMORIA

Son procedimientos que mejoran el funcionamiento de la memoria y que favorecen el registro de la información, su retención y su recuperación posterior. Se entiende por estrategia una serie de operaciones cognitivas que tienen como objetivo registrar información y almacenarla para después recuperarla cuando se necesite. Es una operación más general y de nivel superior a la técnica. Técnica, por el contrario, es un procedimiento concreto para aprender algo o para la memorización de materiales concretos. Son muy variadas: entre ellas están el método loci, método PQRST y el método de las 3R

Técnicas mnemotécnicas 

Se trata de estrategias internas que hay que aprender de forma consciente, que requiere esfuerzo y práctica. 

Mnemotecnia visual. Es una forma de recordar utilizando imágenes (mentales o fotos). Ha sido una de las estrategias más utilizadas y constituye la base para otras técnicas mnemónicas. Se puede aplicar para el entrenamiento de tareas de la vida diaria cuando hay necesidad de seguir ciertas instrucciones que no se deben olvidar. Se ha demostrado su utilidad para el entrenamiento a lo largo del ciclo vital y en niños con problemas de aprendizaje y en mayores con lesiones. 

La información relevante nos llega a través de las modalidades sensoriales y existen diferencias entre el registro de estas. La capacidad para recordar imágenes es muy grande, aunque algunos piensan que es ilimitada. Los estudios obtienen una identificación de reconocimiento correcto en imágenes de casi el 100%, siendo mejor la memoria de imágenes que la verbal (esto ocurre cuando la memoria episódica se evalúa mediante recuerdo libre y por reconocimiento). También se ha comprobado que las imágenes de objetos se recuerdan más que las descripciones verbales de los mismos, ya sea en niños pequeños o en personas mayores de edad avanzada. 

Según Baddeley (1990) los factores que influyen directamente en la eficacia de la visualización son: 

  • Las imágenes se recuerdan mejor si son originales o extravagantes porque la hace más distintiva y memorable. 
  • El tiempo empleado en la elaboración de la imagen (cuanto más tiempo mejor será el recuerdo). 
  • Se produce una interferencia que dificulta la visualización cuando paralelamente a la construcción de la imagen se realiza alguna tarea de tipo espacial. 

En los tratados sobre memoria siempre ha ocupado un puesto especial la visualización y se daban recomendaciones sobre cómo debían ser las imágenes visuales. Montejo et al. (2001), en el Manual Práctico de la Evaluación y Entrenamiento de la Memoria proporciona indicaciones de la visualización: 

  • La imagen debe ser lo más clara posible. 
  • Es más fácil si se realiza con los ojos cerrados, por lo menos al principio. 
  • Es aconsejable realizar preguntas sobre la imagen. 
  • Las imágenes de objetos se recuerdan mejor si están en movimiento, son extrañas, grotescas e irreales. 
  • Deben emplearse todos los sentidos para aumentar la facilidad de visualización o construcción de la imagen. 
  • Poner en las imágenes algo llamativo y diferente a lo habitual. 

Utilización de movimientos motores como ayudas de memoria. Las personas con problemas severos de memoria pueden aprender tareas de memoria implícita (como tareas de memoria motora) sin dificultad cuando no se requiera la recuperación consciente de la información. Por ejemplo, el dibujo en espejo es una tarea de tipo motor que requiere aprendizaje procedimental. Los pacientes amnésicos son capaces de realizar dibujos en el espejo, aunque no sean capaces de recordar que lo hayan hecho previamente. 

Asociación. Es otra estrategia importante. Junto a la visualización es la más potente y la más utilizada. Sirve para favorecer fundamentalmente la retención. Consiste en relacionar o asociar una información nueva que querernos retener con algo que ya conocemos (ejemplo: recordar para qué sirven los impuestos por una asociación con las instalaciones sanitarias públicas). La asociación se realizar de varias formas, puede ser buscando la relación con un material conocido o familiar o con su representación o imagen mental. La asociación ayuda porque da un significado personal al material, por eso, cuantas más asociaciones se realicen, más fácil resultará recordar un hecho o dato concreto. 

Repetición del material. Casi todas las formas de aprendizaje requieren de un modo u otro la repetición del material. La repetición es una estrategia que favorece el registro y la retención, sin embargo, no siempre garantiza la codificación y retención del material. Para que la información pueda guardarse en la memoria y genere un recuerdo duradero, la repetición debe realizarse de cierta manera. La norma más importante es que se preste atención al material. Hay dos tipos de repetición: 

  • Repetición de mantenimiento. Repetición literal del material a recordar. Es útil para mantener la información durante un corto lapso de tiempo sin esfuerzo, pero no es suficiente para que la información se registre en la memoria a largo plazo porque con esta repetición el procesamiento es superficial, la fijación es muy débil y está sujeta a interferencias. Se puede utilizar si queremos retener un material poco importante un breve periodo de tiempo o aprenderlo literal. 
  • Repetición elaborativa. Repetir el material empleando estrategias que elaboran la información (relacionar, asociar y agrupar) antes de repetirla. Se puede utilizar si queremos que la información permanezca duradera, comprendiendo realmente su significado. 

Conviene tener en cuenta que, si queremos retener un material poco importante durante un breve periodo temporal, o si queremos aprenderlo literalmente, repetirlo o recitarlo verbalmente puede ser un buen método. Sin embargo, si se trata de retener la información en la memoria de forma duradera, comprendiendo realmente su significado, es preciso dedicar tiempo a reflexionar, asociar y agrupar los datos para después repetir esa elaboración que hemos realizado para que se codifique y almacene en la memoria de forma permanente o casi permanente. 

Estrategias de centralización. Estas conservan el núcleo central de la información desechando aquello que pueda resultar periférico o accesorio. Tiene la ventaja de que disminuye la cantidad de información que debe recordarse, pero el inconveniente de que lo que queda, guarda menos relación entre sí y posee menos asociaciones. 

Hay un fenómeno en el aprendizaje que debemos tener en cuenta. Se trata del Efecto de familiaridad. Cuando leemos, estudiamos o escuchamos una información, esta información se asocia y se une a otros contenidos parecidos o familiares. La información recién adquirida entra a formar parte de una red donde la recuperación es más fácil pues se puede llegar a ella a través de los distintos puntos de entrada a la red. Una información sobre un tema totalmente nuevo no tiene esa red y es más difícil recuperarla. Con las estrategias de centralización se corre el peligro de aprovechar menos el efecto de familiaridad, pues muchos datos accesorios sirven para conectar unos conocimientos con otros y aumentar la comprensión de lo fundamental. 

Estrategias de organización. La mayor parte de los métodos de entrenamiento las utilizan. Puede utilizarse a cualquier edad porque se basa en los aspectos semánticos de la información. Está en consonancia con aspectos de la vida por lo que resulta una estrategia bastante intuitiva. Estas estrategias tienen en común que integran la información en un todo (relacionando entre sí las diferentes partes o con otras informaciones). Se tratan de procedimientos que se utilizan para transformar el material a retener para que adquiera un mayor significado. Entre estas estrategias se incluyen: 

  • Agrupamiento. Reunir dos o más elementos en una unidad de información. Se hace espontáneamente cuando los elementos son familiares. 
  • Organización jerárquica. Ordenar la información clasificándola jerárquicamente (ej. de mayor a menor). 
  • Categorización. Integra la información organizándola, agrupando los elementos en diferentes categorías, lo que facilita la retención porque se recuerdan las categorías principales y los elementos incluidos en ellas. 

Estrategias de elaboración. En ellas, la información se asocia a otros elementos externos. La elaboración consiste en la recodificación de la información en unidades significativamente más amplias, atendiendo al significado. La elaboración verbal es una técnica muy útil con los mayores porque sus habilidades para el uso del lenguaje no se deterioran con la edad (Park et. al. 2002; Osorio et al., 2009; Redondo, Reales y Ballesteros, 2010). La elaboración produce un nivel de procesamiento más profundo y se puede realizar haciendo preguntas relacionadas del material, buscando asociaciones con datos conocidos, parafraseando los contenidos, etc. 

Entrenamiento de la memoria mediante la activación de procesos automáticos 

Un acercamiento que no implica entrenamiento de memoria y ha dado buenos resultados, consiste en proporcionar recordatorios y pistas externas, pero no siempre es posible. Según Park y cols. (2007), una estrategia con éxito en la mejora de la cognición de mayores ha sido utilizar procesos automáticos que requieren poco esfuerzo cognitivo y no se deterioran con la edad. 

EL MÉTODO PQRST 

El método PQRST fue descrito por Robinson (1970) y en un principio se utilizó como técnica de estudio. En la actualidad se trata de la técnica más utilizada en rehabilitación de la memoria en pacientes neurológicos. Consta de 5 pasos: 

  1. Prever (Preview). Tener una visión general del contenido para captar las principales ideas del texto y saber cómo está organizado. Se consigue leyendo el resumen. 
  2. Preguntar (Question). Al finalizar la lectura, preguntarse sobre el resumen que se acaba de leer. Lo importante de esta parte es que el lector que plantee preguntas importantes a las que espera se dé respuesta finalizada la lectura. 
  3. Leer (Read). Consiste en leer atentamente para intentar contestar todas las preguntas que se planteó. El objetivo es integrar el contenido de lo que está leyendo con lo que conoce previamente sobre el tema. 
  4. Repasar (State). Contestar las preguntas que se han planteado intentando recordar las ideas principales de cada parte del texto. Si no se puede, volver a leer el material hasta conseguirlo. 
  5. Probar (Test). Poner a prueba la retención del material. Si el proceso ha funcionado se debe recordar las principales ideas y combinar la información de los distintos apartados para formar una estructura global coherente. 

¿Dónde reside la efectividad del método? Este método parece que tiene éxito porque evita esta falsa creencia de pensar que se sabe lo que solamente resulta familiar. Reconocer es mucho más fácil que recordar las ideas estudiadas. Sobre todo, en una situación estresante como un examen. Pero parece que hay otras razones, quizás tenga que ver con la hipótesis de los niveles de procesamiento. Este método parece que hace que el material que se desea aprender se procese a un nivel más profundo o significativo que cuando el material se repite simplemente porque primero hay que pensar sobre el texto que se ha leído para poder completar cada una de sus fases (Wilson, 2009).  

El método PQRST se ha utilizado también en la clínica para la rehabilitación de la memoria de personas con traumatismos craneales y también puede usarse para entrenar la memoria de personas que tienen déficits severos. Este método, además, puede emplearse con distintos tipos de materiales como artículos de periódico, historias cortas, libros de texto o con cualquier tipo de material que se desee retener. El método funciona mejor con pacientes capaces de recordar algo después de un cierto retraso. En este caso, la utilización del método puede aumentar la cantidad de material que pueden retener (Wilson, 2009). 

Una de las ventajas del método es su flexibilidad. El psicólogo puede leerles el texto, ayudarles a plantearse las preguntas y seguir con ellos todo el procedimiento. También puede escribir los pasos del método en tarjetas y hacer que las personas con problemas de memoria sigan ellas mismas los pasos del método. 

Técnicas de rehabilitación de la memoria. Se han desarrollado varias técnicas de entrenamiento y rehabilitación de la memoria como las que se describen a continuación: 

  • Repetición sin errores. Se usa para la rehabilitación de la memoria de las personas con problemas para aprender y recordar. Baddeley y Wilson (1994) se preguntaron si los pacientes amnésicos no aprenderían mejor si no les dejaran cometer errores durante el entrenamiento (así nació el método de aprendizaje sin errores). Se basa en que la producción de una respuesta incorrecta puede reforzar esa respuesta incorrecta. Se trata de que la persona no cometa errores mientras está adquiriendo nueva información. Las bases de esta técnica están en el conductismo y el aprendizaje animal, pero sobre todo en estudios sobre memoria y aprendizaje implícitos de la neurociencia cognitiva. Clare y et al. (1999) entrenaron a un hombre en las primeras fases del Alzheimer a aprender nombres de sus compañeros utilizando como estrategias buscar rasgos faciales distintivos de las personas, encadenamiento hacia atrás y ampliación de la repetición. Lo importante era prevenir los errores. Combinaron dos técnicas de entrenamiento con repeticiones cada vez más largas (recuperación espaciada). Al final del entrenamiento fue capaz de saludar por el nombre a todos sus compañeros. 
  • Repetición y recuperación espaciada. Consiste en presentar el material que se desea que retenga el paciente, para a continuación pedir inmediatamente que lo repita. Después se va ampliando el intervalo entre la presentación del material y la prueba. Este método funciona porque se parece a un procedimiento de moldeamiento utilizado por el conductismo para conseguir alcanzar el objetivo final a través de aproximaciones graduales del mismo. Sin embargo, en el moldeamiento la conducta que se selecciona para moldear no es la misma, sino solo parecida a la que se desea conseguir mientras el paciente consigue repetir exactamente la información. Wilson (2009) cree que funciona porque es una forma de práctica distribuida. La combinación del aprendizaje sin errores con la recuperación espaciada es efectiva en la rehabilitación del Alzheimer porque se basan en la memoria procedimental preservada en estos pacientes. 
  • Método de las claves que se desvanecen (“Vanishing cues”, VC). Consiste en proporcionar la información que se desea retener para de forma gradual irla retirando (como si la información se fuera desvaneciendo con el tiempo). Con este método, Glisky y Schacter (1989) enseñaron a una mujer con amnesia profunda, reglas y procedimientos para introducir información en un ordenador. Después del entrenamiento fue capaz de realizar el trabajo con la misma rapidez y precisión que un empleado normal, debido a tres factores: la estrategia VC, la repetición de todos los procedimientos necesarios y el entrenamiento explícito de todos los componentes del trabajo que tenía que realizar. La técnica se ha utilizado también en combinación con otras como la repetición, la dirección de la atención y la reorganización en la rehabilitación de pacientes con síndrome de Korsakoff y con demencia

¿Qué método utilizar? Recomendaciones

Por lo general, lo más efectivo suele ser la utilización de varios métodos y técnicas combinadas.

Recomendaciones prácticas.

  • Lo primero a hacer es definir con claridad los objetivos de la intervención y utilizar el análisis de  la tarea cuando el entrenamiento se compone de distintos procedimientos.  
  • Limitarse al máximo los errores. 
  • Proporcionarse suficiente práctica.  
  • La práctica debe ser distribuida en el tiempo.  
  • El entrenamiento debe incluir muchos ejemplos para que produzca generalización. 
  • Utilizarse estrategias que promuevan un procesamiento de la información que requiera esfuerzo tales como la elaboración verbal o la creación de imágenes mentales.  
  • El nuevo aprendizaje debe centrarse en objetivo ecológicamente válidos que puedan aplicarse y ser útiles en la vida cotidiana del entrenado.  

A partir de Ehlhardt et al. (2008)

EL PROGRAMA UMAM DE ENTRENAMIENTO DE LA MEMORIA 

No es lo mismo rehabilitar que entrenar la memoria. Se dice que es necesario rehabilitar la memoria cuando una persona la pierde como consecuencia de una enfermedad. Se entrena la memoria de cualquier persona cuando sin necesidad de padecer enfermedad se ponen en marcha estrategias que favorecen el aprendizaje de información, su retención y recuperación posterior a partir de la memoria. 

En general, es preferible realizar el entrenamiento de la memoria en grupo porque resulta más eficiente económicamente y para el paciente es beneficiosa su participación en un grupo.  

En el grupo, la motivación aumenta, se evita el aislamiento social y el rendimiento mejora, reduciéndose la ansiedad de sus miembros. Está basado en la estimulación cognitiva y en el aprendizaje de estrategias específicas. Los procesos cognitivos sobre los que incide son la atención, la percepción y el lenguaje. Las principales estrategias que utiliza son la visualización, la asociación, la categorización, la repetición y añade la relajación; con una aplicación constante a los hechos de la vida cotidiana. Además, se enfatiza el empleo del método de las 3R y el recuerdo de nombres. El contenido de las sesiones es neutro y adaptado para cualquier edad (con o sin patología). 

El Método UMAM de Entrenamiento de la Memoria 

Se trata de un programa de entrenamientode la memoria desarrollado por la Unidad de Memoria del Ayuntamiento de Madrid para mayores de 65 año.El objetivo principal de este programa es mejorar la calidad de vida, mantener la capacidad funcional y conseguir la autonomía de los mayores de 65 años con problemas de memoria. 

Fases del desarrollo del programa de entrenamiento de la memoria:  

  1. Fase de “Cribaje”.Se descartan las personas con deterioro cognitivo mediante la aplicación del Mini-Examen Cognoscitivo de Lobo y las personas con depresión aplicando la Escala Geriátrica de Depresión de Yesavage(1983).  
  2. Evaluación de memoria.mediante el Test Conductual de Memoria Rivermead (RBMT de Wilson, 1985), el Cuestionario de Fallos de memoria de la vida diaria (MFE de Sunderland, 1984) y el Perfil de salud de Nottingham (Hunt y McEwen, 1980).  
  3. Programa de entrenamiento.los grupos están formados por 14-16 participantes y consta de once sesiones de hora y media.9 sesiones se realizan durante tres semanas consecutivas seguidas de una evaluación postentrenamiento y las 2 últimas sesiones son de seguimiento (una al mes y otra a los dos meses) y después una evaluación final. 

El programa de entrenamiento consta de cuatro módulos:  

  • Módulo de estimulación cognitiva y aprendizaje de estrategias específicas: se estimulan procesos cognitivos básicos y se enseñan y practican las estrategias de memoria más importantes.  
  • Módulo de conceptos de memoria: se presentan dialogando con el grupo los aspectos más importantes del funcionamiento de la memoria, los tipos y fases, la memoria en mayores y factores que afectan el rendimiento.
  • Módulo de aplicaciones a la vida diaria: practicar y adaptar las estrategias de memoria a los olvidos cotidianos más frecuentes. Además,se enseñan y practican técnicas concretas para algunos problemas de memoria.  
  • Módulo de la metamemoria: desempeña un papel central dentro del programa de entrenamiento. Estimula la reflexión de los fallos de memoria personales y los mecanismos que se utilizan para compensarlos y se dialoga con el grupo sobre los estereotipos de la vejez, enfatizando en la capacidad de cada individuo para superarlos.  En el entrenamiento se insiste sobre todo en el método de las 3Rque sirve para mejorar la comprensión y el recuerdo de textos, y en la técnica de Recuerdo de nombres. También se usan ayudas externas y se presta atención a la metamemoria.  

Resultados:la aplicación del programa ha sido positiva ya que se ha encontrado una mejoría significativa después de seis meses de la participación del entrenamiento de memoria evaluada con una prueba de memoria cotidiana (RBMT) y con un cuestionario subjetivo (MFE). Se ha encontrado mejoría en el estado de ánimo y se pudo observar a los 6 meses después. Además,los participantes tienen una mejor percepción del estado de salud, traducido en mejor calidad de vida. 

Conclusión:se trata de un programa muy completo, que utiliza un material muy amplio y sus resultados están contrastados tras años de intervención y evaluación posterior.

ENTRENAMIENTOS COMPUTARIZADOS CON VIDEOJUEGOS Y OTROS PROGRAMAS 

En los últimos años, los videojuegos y entrenamientos computarizados y otras aplicaciones informaticas han traído la atención de los psicólogos cognitivos con el fin de intentar encontrar formas de transferir los beneficios del entrenamiento a la mejora de otros procesos como la memoria o la velocidad de procesamiento de la información. La tecnología móvil junto con los avances de la neurociencia está abriendo un nuevo abanico de posibilidades para intentar mejorar la salud cerebral y cognitiva de las personas. 

Los estudios de intervención realizados con videojuegos de acción (rápidos y violentos) han mostrado que las personas entrenadas mejoran una serie de funciones cognitivas y perceptivas (Basak et al., 2008; Bavelier et al., 2012). Toril et al. (2014) realizaron un meta-análisis con estudios de mayores, mostró que los efectos del entrenamiento con videojuegos fueron mayores en grupos de más edad (71-80 años) y que los entrenamientos más largos (7 a 12 semanas) produjeron menores efectos que los más cortos (1-6 semanas), porque producen pérdida de motivación. Además, también mostró que mejora la velocidad y precisión en los juegos y la velocidad de procesamiento, la atención y la memoria de las personas entrenadas comparadas con el grupo de control no entrenado. 

Otro meta-análisis (Wang et al., 2016) realizado con los resultados de estudios con jóvenes y mayores entrenados con videojuegos de acción, ha mostrado que los mayores obtuvieron beneficios entre bajos y moderados en procesos cognitivos específicos, pero los jóvenes se beneficiaron más. Los resultados sugieren que el entrenamiento con videojuegos podría ser un instrumento útil para la mejora de procesos como la memoria, no solo en jóvenes sino también en mayores. 

En el envejecimiento se producen cambios cerebrales y cognitivos, pero muchos mayores continúan llevando una vida independiente debido a la existencia de neuroplasticidad, que es la habilidad del cerebro para adaptarse a los cambios ambientales mediante la modificación de la conectividad neural y la función cerebral (Bavelier et al., 2012). Una gran cantidad de datos soportan la posibilidad de que se produzcan cambios positivos en el cerebro de las personas de más edad (Ballesteros, Kraft, Santrina y Tziraki, 2015). Por eso, numerosos estudios de intervención tienen como objetivo comprobar la eficacia de diferentes programas puestos en marcha con la idea de mantener y/o mejorar distintas funciones cognitivas, especialmente la memoria. 

El entrenamiento cognitivo es una intervención que proporciona práctica estructurada de tareas relevantes para distintos procesos como la memoria, la atención y el control ejecutivo. Las bases de todos estos tratamientos están en la existencia de plasticidad cerebral y sobre todo que la conducta del individuo puede aumentar esta plasticidad. El entrenamiento cognitivo por ordenador ha dado como resultado mejoras en algunos procesos, pero son poco eficaces para mejorar las funciones ejecutivas. Además, el entrenamiento en casa resulta poco efectivo ya que la supervisión del entrenador es esencial para lograr la adherencia al programa, favorecer la motivación y la interacción social entre los mismos (Lampit, et al., 2014). 

El entrenamiento con videojuegos no violentos mejora algunos procesos cognitivos: Resultados de un ensayo controlado aleatorizado

Objetivos del estudio longitudinal de intervención. Comprobar los efectos del entrenamiento con videojuegos no violentos en el funcionamiento cognitivo de mayores sanos yver si se producía transferencia y mejoraban una serie de procesos cognitivos que declinan con la edad. Ycomprobar si los posibles efectos del programa se mantenían después de finalizado el entrenamiento.  

Participantes:40 voluntarios entre 57 y 80 años, diestros, viviendo independiente y sin enfermedades, distribuidos en un grupo experimental (entrenado con videojuegos) y un grupo control. La transferencia del entrenamiento se midió como la mejora del entrenamiento (post) en relación al pre-entrenamiento o línea base.  

Diseño experimental:diseño factorial mixto con factor entre-sujetos con2 grupos y con factor de medidas repetidas y3 sesiones de evaluación (pretest, post-test y seguimiento a los 3 meses de finalizar).  Todos los participantes fueron evaluados con pruebas neuropsicológicas y tareas de laboratorio para comprobar los posibles efectos de transferencia del entrenamiento a la mejora de procesos cognitivos.  

Resultados.

Actuación en los videojuegos: se apreció una mejora de la actuación a través de las 20 sesiones de entrenamiento. La velocidad en los tiempos de respuesta también aumentaba significativamente en función de las sesiones.  

Tareas de evaluación: mejoras significativas en el grupo entrenado,pero no en el grupo control después del entrenamiento en velocidad del procesamiento, atención, memoria de reconocimiento visual inmediata y demorada, y mejora en el Afecto y Asertividad de la Escala de Bienestar. No se apreciaron cambios en la memoria espacial.  

Conclusiones: los resultados sugieren que el entrenamiento con videojuegos mejora la atención, la velocidad de procesamiento, la memoria y el bienestar subjetivo (asertividad y afecto) inmediatamente después de finalizado el entrenamiento. Sin embargo, excepto asertividad y afecto, estas mejoras cognitivas no se mantuvieron tres meses después por lo que para mantener las ganancias podría ser necesario continuar practicando los videojuegosde vez en cuando.

En resumen, el entrenamiento cognitivo computarizado ha mostrado hasta ahora mejoras moderadas en algunos procesos cognitivos como la velocidad de procesamiento, la memoria de reconocimiento o la atención, pero no siempre en las funciones ejecutivas y la memoria de trabajo. En la actualidad este es un tema sujeto a debate que requiere mucha más investigación.  

Ballesteros con el fin de atribuir las mejoras observadas al entrenamiento de videojuegos, está realizando un nuevo ensayo clínico en el que el grupo experimental entrena con videojuegos no violentos y el de control con los Sims, con él estudian las mejoras cognitivas, los posibles cambios neurales del entrenamiento y los mecanismos neuroinflamatorios que subyacen a los posibles efectos del entrenamiento. 

GLOSARIO 

Análisis factorial. Método estadístico utilizado para describir la variabilidad observada entre variables mediante un número potencial mente bajo de variables no observadas denominadas factores. Es posible que dos ó tres variables observadas o registradas por el investigador representen juntas una variable no observada o factor de forma que el análisis factorial lo que hace es buscar estas posibles combinaciones. Esta técnica surgió en la psicometría y se utiliza en la actualidad en las ciencias de la conducta, ciencias sociales, marketing, y en otras ciencias aplicadas que tienen que tratar con grandes cantidades de datos. 

Conductismo. Corriente o paradigma psicológico dominante durante la primera mitad del siglo XX. Una concepción de la psicología, expresada sistemática por Watson (1931). Este paradigma mantiene que la psicología debe estudiar las acciones observables del organismo que se concibe como respondiendo a las situaciones estimulares del medio externo y del medio interno. El conductismo es empirista, atomista, periferialista, asociacionista, materialista y determinista. Es una manera de estudiar lo psicológico desde la perspectiva de una ciencia de la conducta, sin admitir el mentalismo ni la utilización de explicaciones tomadas de disciplinas como el procesamiento de la información, la neurología, o la lógica. 

Cribaje. Es la selección (o «cribaje») de las personas que pueden padecer una determinada patología o enfermedad. Se utiliza como sinónimo el término inglés «screening». 

Escala de depresión de Yesavage (GDS). Instrumento de evaluación de la depresión diseñado específicamente para personas mayores. Su versión abreviada consta de quince elementos dicotómicos de tipo sí/no. Existe versión española de esta prueba. 

Escala de Memoria WMS-3. Es una prueba objetiva para la evaluación de la memoria muy utilizada, con buenos índices psicométricos que permite evaluar distintos tipos de memoria, incluida la memoria a corto y a largo plazo, la memoria de trabajo en las modalidades visual y auditiva. 

Escala de Recursos Sociales (OARS). La escala explora aspectos estructurales de las relaciones sociales (tamaño y frecuencia de los contactos personales, apoyo emocional e instrumental) y la satisfacción subjetiva de las relaciones. 

Escala de Satisfacción de Filadelfia. Escala que evalúa el estado de ánimo, identificándose tres dimensiones: agitación, actitud hacia el envejecimiento e insatisfacción con la soledad. Su administración es sencilla, la persona mayor debe responder sí o no a los 16 elementos de la escala. 

Estala tipo-Likert. Es una escala psicométrica utilizada normalmente en los cuestionarios. Se utiliza para indicar el nivel de acuerdo con una frase o sentencia. El nombre de la escala viene de su inventor, el psicólogo Rensis Likert. 

Estudio de caso. El diseño experimental de caso único trabaja con un único participante. Supone una alternativa a los estudios de grupos. Las principales ventajas de este diseño es que son aplicables al campo clínico individualizado. El propio sujeto ejerce como sujeto experimental y a la vez como control. Entre sus principales limitaciones están la dificultad de generalización que puede mejorar cuando existen múltiples observaciones del sujeto único. 

Evaluación objetiva. Valoración del rendimiento real del sujeto realizada por una persona externa. Emplea normalmente baterías o tests estandarizados y pruebas para evaluar los distintos tipos de memoria. 

Evaluación subjetiva. Valoración que realiza el propio sujeto acerca de su memoria (fallos más frecuentes, gravedad, empleo de estrategias…) contestando a cuestionarios de quejas, de metamemoria o realizando un registro de sus olvidos. 

Fiabilidad. En psicología y educación es la capacidad de obtener resultados consistentes cuando medimos un mismo proceso o fenómeno en repetidas ocasiones. Si cuando aplicamos un mismo instrumento de medida (una prueba psicológica), los resultados que se obtienen son similares, el instrumento utilizado tendría una elevada fiabilidad. Existen procedimientos como la aplicación de formas paralelas y el procedimiento test-retest que requieren dos aplicaciones de la prueba. El método de las dos mitades que consiste en dividir los elementos de la prueba en dos partes (elementos pares e impares) requiere solo una única administración de la prueba. 

Método «loci». Es una técnica para recordar diverso tipo de material. Consiste en situar mentalmente las imágenes de los elementos a recordar en distintos lugares físicos que están ordenados y que previamente se han memorizado. 

Método PQRST. Es un método muy utilizado en educación y en la clínica con gran éxito. Este método prioriza la información de manera que se relaciona directamente con cómo el estudiante tendrá que utilizar la información en el examen. Se trata del acrónimo en inglés: Preview, Question, Read, Summary y Test. 

Método UMAM. Programa de entrenamiento de la memoria desarrollado por la Unidad de Memoria del Ayuntamiento de Madrid para mejorar y mantener la memoria de las personas mayores. Procesamiento automático. Se dice de la activación de una secuencia de elementos o conductas en la memoria permanente. Una tarea realizada mediante la puesta en marcha de procesos automáticos es rápida, no requiere esfuerzo ni control consciente y puede realizarse sin atención. 

Procesamiento controlado. Se dice de la realización de una tarea que requiere la puesta en marcha de procesos lentos, que requieren atención y esfuerzo consciente. 

Pruebas psicométricas. Son pruebas psicológicas o instrumentos de medida válidos y fiables construidos para evaluar algún proceso cognitivo o rasgo de personalidad. La psicometría es un área de estudio relacionada con la teoría y técnica de la medida en psicología que incluye la medida del conocimiento, las habilidades, actitudes y rasgos de personalidad. Se trata sobre todo de la construcción y validación de instrumentos de medida tales como cuestionarios y pruebas de evaluación. 

Test Mini Mental de Folstein (MMSE). Es un test breve, de aplicación directa y sencilla, que valora el estado cognitivo de la persona, explorando las siguientes áreas temáticas: orientación temporal y espacial, memoria inmediata y fijación de la atención, cálculo, producción y repetición del lenguaje, lectura y habilidad viso-espacial. 

Validez. Este término psicométrico no tiene una única acepción. Existen distintos tipos de validez. Por lo general, se entiende por validez la extensión en la que un concepto o medida está bien fundamentada y corresponde al mundo real de forma precisa. En psicometría se aplica a la validez de una prueba o grado en que la evidencia y la teoría apoyan las interpretaciones dadas a las puntuaciones de las pruebas psicológicas. En investigación científica, la validez se refiere a si un estudio puede responder científicamente a las preguntas que intenta responder. Existen distintos tipos de validez. La validez de constructo se refiere a la medida en que una prueba psicológica (e.i., de de memoria episódica) mide realmente lo que dice medir (memoria episódica). 

REFERENCIAS 

  • Resumen Alejandra Mendieta Rada 
  • Resumen Laura Jerónimo Olaya 
  • Ballesteros Jiménez, S. (2017). Psicología de la memoria humana. Madrid: Universitas. 

DESCARGAR VERSIÓN PDF

(Visited 123 times, 1 visits today)

Deja un comentario