Estructura del Cromosoma Eucariótico

Desde el punto de vista de la genética, un cromosoma es una molécula gigantesca de Ácido Desoxirribonucleico (ADN). El ADN es la mayor de las moléculas que portan los seres vivos. La longitud de todo el ADN que se encuentra en el total de las células del cuerpo humano es de alrededor de 2 x 1011 km. Cada cromosoma está constituido por una sola molécula de ácido desoxirribonucleico (ADN) unido a proteínas.

En las eucariotas, el aspecto del material hereditario varía desde la estructura claramente definida que representa el cromosoma metafásico, a una estructura amorfa y disgregada durante la interfase celular, que recibe el nombre de cromatina. El nivel de organización más elemental (dejando a un lado el que representa la propia molécula de ADN) es el que se alcanza a través de la unión de varios tipos de histonas con el ADN. Esta unión da lugar a una estructura denominada nucleosoma que representa la unidad básica de condensación del ADN.

Estas diferencias en el grado de condensación están directamente relacionadas con la funcionalidad del ADN: para que la información contenida en el ADN, lo que llamamos genes, se exprese en la célula es preciso que la molécula sea accesible, por lo que ha de estar poco o nada condensada, mientras que cuando hace falta traspasar esa misma información genética a las células hijas (mitosis) o a los gametos (meiosis), el ADN ha de estar empaquetado, muy condensado.

En los eucariotas, el estado menos condensado del ADN consiste en una estructura formada por nucleosomas distribuidos más o menos periódicamente a lo largo del material hereditario. Esta disposición hace que el ADN disminuya aproximadamente siete veces su longitud.

El nucleosoma representa el primer nivel y el cromosoma metafásico el último. Los sucesivos niveles se consiguen gracias a que los nucleosomas, una vez formados, se pliegan unos sobre otros de una manera ordenada formando una fibra de 30 nm de espesor. Esta fibra representa el siguiente nivel de organización del material hereditario y proporciona una compactación del ADN. Los siguientes niveles de condensación no son bien conocidos. La condensación del ADN a lo largo del ciclo celular varía desde el estado de cromatina al de cromosoma metafásico. Sin embargo, la cromatina tampoco presenta un estado homogéneo de compactación y se distinguen, a este respecto, dos tipos de cromatina:

  • Eucromatina, presenta un empaquetamiento menor.
  • Heterocromatina, que es la porción de cromatina más condensada.

REFERENCIAS

  • Abril Alonso, A. (2016). Fundamentos de psicobiología (UNED (Sanz yTorres). Alcorcón (Madrid): Sanz y Torres.
  • YouTube

Deja un comentario

Ir al contenido