Creatividad

La creatividad puede concebirse como la habilidad para producir ideas nuevas, originales y apropiadas. Una idea creativa es algo relativamente infrecuente, aunque no se puede hablar en términos de todo o nada, sino de grados de originalidad. Por otro lado, la idea creativa original debe ser apropiada desde el punto de vista adaptativo. La idea debe proporcionar una solución a un problema
significativo para el individuo o la sociedad, o permitir la consecuencia de metas importantes.

La definición de la creatividad en un plano más concreto exige contemplar principalmente cuatro perspectivas o niveles de análisis:

  1. La creatividad es un proceso mental (o conjunto de procesos) que
    resulta en la producción de ideas originales y adaptativas. Es la
    perspectiva adoptada por la P. Cognitiva.

2. La creatividad es una característica de un producto (cuadro, obra
musical, etc) Un producto es creativo si es original (=novedad,
complejidad y sorpresa).

3. La creatividad es un rasgo o perfil de personalidad que caracteriza a la persona. Se trata de una cualidad o capacidad de la persona que unos individuos tienen más que otros.

El pensamiento divergente ha sido considerado por muchos como el
elemento cognitivo clave de la creatividad, en cuanto implica producir alternativas nuevas y respuestas inusuales. Se contrapone al pensamiento convergente, referido a la producción de información a partir de una información dada que implica una respuesta correcta.

« Volver al índice del glosario
Ir al contenido