Dilema del prisionero

Problema fundamental de la teoría de juegos (Nash, 1953),que demuestra que dos personas quizá no cooperen aun cuando la cooperación beneficie a ambas. El dilema plantea una situación a dos personas que deben imaginar ser dos sospechosos de un crimen arrestados por la policía y separados en el interrogatorio. No existen pruebas suficientes para condenarlos de modo que la policía les ofrece un trato a ambos por separado. Si uno confiesa el crimen y el otro, el cómplice, no lo hace, el cómplice será condenado a diez años de prisión y el delator será liberado. En cambio, si uno calla y el cómplice confiesa, el primero recibirá esa pena y el cómplice será liberado. Finalmente, si ambos confiesan el crimen, recibirán una condena menor de solo seis años. Si ninguno confiesa, ante la falta de pruebas, no pasarán más de seis meses en la cárcel acusados de un cargo menor.

« Volver al índice del glosario
Ir al contenido