Esquizofrenia

La esquizofrenia es el trastorno psicótico más común y mejor conocido, no es sinónimo de psicosis, sino una de las muchas causas de psicosis. La esquizofrenia afecta a un 1 % de la población, y entre un 25% y un 50% de los pacientes con esquizofrenia intentan suicidarse, y un 10% finalmente lo consigue; lo que contribuye a una tasa de mortalidad ocho veces más alta que la de la población general. La esperanza de vida de los pacientes con esquizofrenia es 20-30 años menor que la de la población general, no solo debido al suicidio, sino concretamente por enfermedad cardiovascular prematura. La mortalidad acelerada por enfermedad cardiovascular prematura en pacientes esquizofrénicos se deriva no solo de factores genéticos y de estilo de vida, como tabaquismo, dietas poco saludables y falta de ejercicio que da lugar a obesidad y diabetes, sino, del propio tratamiento con algunos antipsicóticos que provocan un aumento de la incidencia de obesidad y diabetes, y por tanto también de los riesgos cardiacos.

La esquizofrenia, por definición, es un trastorno que debe durar al menos seis meses o más, incluyendo por lo menos un mes con delirios, alucinaciones, discurso desorganizado, comportamiento desorganizado o catatónico, o síntomas negativos.

« Volver al índice del glosario
Ir al contenido