Intencionalidad

Los estados mentales (las creencias, los deseos, etc.), son «intencionales», no meramente en referencia al «propósito» o «finalidad» de la conducta que provocan (intencionalidad conductual), sino también en el sentido más esencial y genérico de tratarse de entidades que son «acerca de» otra cosa o que «tienden a», están «dirigidas hacia» un determinado objeto: creemos en algo, deseamos algo, imaginamos algo… (intencionalidad representacional). En otras palabras, comprender la naturaleza «intencional» de los estados mentales implica comprenderse a sí mismo y a los otros como poseedores de ciertas experiencias o representaciones internas acerca de los eventos y objetos externos.

« Volver al índice del glosario
Ir al contenido