Razonamiento inductivo

El razonamiento inductivo se puede definir como un argumento (premisas + conclusión) en el que la conclusión es fuerte en la medida en que las premisas puedan apoyarla con una determinada probabilidad. Por ejemplo, cuando decimos “los gorriones vuelan, las palomas vuelan, las águilas vuelan, etc.” y llegamos a la conclusión de que “los pájaros vuelan” hemos extraído una generalización a partir de un número
x de observaciones sobre el conjunto posible de pájaros. Sin embargo, teniendo en cuenta que no
podemos garantizar una observación exhaustiva del universo de acontecimientos sobre el que estamos
razonando, en este caso los pájaros, tampoco podemos hablar de validez, sino de probabilidad. Las conclusiones serán más o menos probables en función del número de casos en los que basamos la generalización y de la variabilidad de los casos comprendidos en el conjunto.

« Back to Glossary Index
Ir al contenido