Sustancia gris

« Volver al índice del glosario

La sustancia gris (o materia gris) corresponde a aquellas zonas del sistema nervioso central de color grisáceo integradas principalmente por somas neuronales y axones carentes de mielina junto con células gliales (neuroglia).​ En la médula espinal se aprecia en su centro y hacia los laterales, en forma de mariposa o letra H, mientras que en el cerebro ocupa la zona externa, con excepción de los internos ganglios basales que sirven como estaciones de relevo. En el cerebro se dispone en su superficie y forma la corteza cerebral, que corresponde a la organización más compleja de todo el sistema nervioso.

La sustancia gris, al carecer de mielina, no es capaz de transmitir rápidamente los impulsos nerviosos. Esta característica se asocia con la función del procesamiento de información, es decir, a la función del razonamiento. La cantidad de esta sustancia muchas veces se considera directamente proporcional a la inteligencia de un ser vivo (sin llegar a ser una medida directa de esta). Sin embargo, eso no siempre se cumple: los delfines tienen más sustancia gris que el ser humano, lo que les da capacidades cerebrales distintas a las del ser humano.

« Volver al índice del glosario
Ir al contenido